Friday, April 20, 2018

Análisis de “La nit” de 8tv


Fuente: 8tv
El lunes pasado el canal 8tv estrenó un nuevo programa informativo, La nit, dirigido y presentado por Ramon Rovira, el director audiovisual del Grupo Godó. Esta iniciativa tiene un reto muy marcado y es el de redefinir la cadena catalana y renovar sus contenidos, teniendo como eje principal la información. De esta manera, el líder del Grupo pretende equiparar este canal de televisión con “el primer diario, la primera radio y las primeras web” que forman parte de la marca Godó.

Y como vemos, el primer paso para lograrlo ha sido La nit. Según informó Rovira a La Vanguardia, el programa es “un espacio de análisis de la actualidad donde se busca la reflexión de lo que ha dado informativamente la jornada”. Para ello, disponen de una variedad de géneros informativos que facilitan a los espectadores ser críticos y formarse su propia opinión sobre los temas de actualidad.

Las cifras del día siguiente al programa fueron bastante positivas para la cadena, ya que el nuevo programa obtuvo una audiencia media de 111.000 espectadores y un 4,1% de cuota de pantalla, según datos del diario Ara. No obstante, para saber realmente la calidad de ese éxito y si se cumplieron los objetivos que marcó el director, es importante analizar en profundidad el primer programa de La nit (y, en algunas ocasiones, comentando también aspectos de la segunda emisión).

El programa se inició a las 20.55 del lunes, hora a la que Rovira irrumpía en plató para destacar los temas más significativos de la jornada, como fueron la manifestación del 15 de abril en Barcelona, la entrevista de Puigdemont de ese mismo día o la inexistencia de una nueva formación de gobierno catalán. “Deu n’hi do”, exclamaba el presentador refiriéndose a cómo empezaba la semana en el ámbito de la política catalana, ya que ese fue el tema que prevaleció durante todo el programa.

Fuente: canal de YouTube de 8tv
Seguidamente, dedicaron los 20 primeros minutos del programa a realizar una conexión en directo con el presidente del Parlament, Roger Torrent, en los que hablaron, sobre todo, de las quejas al juez Pablo Llarena y de la aparición de Puigdemont en TV3. Mientras conversaban, se iban sucediendo una serie de imágenes en las que aparecía Torrent o sobre los temas que iban tratando, como de las elecciones del 1 de octubre o las manifestaciones de estos últimos meses.

Fuente: canal de YouTube de 8tv
Después de una pausa para publicidad, el presentador invitó a los espectadores a participar en una encuesta sobre si aprobaban o suspendían a Puigdemont por cómo había estado gestionando el gobierno catalán. A raíz de la entrevista con Torrent, se inició una tertulia donde los protagonistas, Josep-Lluís Carod-Rovira, Concepció Veray, Xavier Horcajo y Josep Maria Martí, comentaron sus distintos puntos de vista sobre lo que había estado diciendo el presidente y otros temas de actualidad política.

Fuente: canal de YouTube de 8tv
Para introducir una mayor pluralidad de perspectivas sobre el tema catalán, Rovira realizó una entrevista a Iñigo Méndez de Vigo, el portavoz del gobierno español, en la que las preguntas se plantearon de manera muy directa y concisa, como por ejemplo cuando le preguntó si creía que Puigdemont realmente había declarado la independencia. De nuevo, al finalizar la entrevista, los tertulianos expusieron sus antagónicas opiniones al respecto y, en algunos casos, hasta se enfrentaron los unos con los otros.

Fuente: canal de YouTube de 8tv
Para cambiar de tema respecto la política catalana, invitaron al plató de La nit a Pilar Rahola, que presentaba su libro “S.O.S cristians”, donde explica la represión religiosa de estos últimos años. Finalmente, establecieron una conexión en directo con la redacción de 8tv para avanzar las noticias del día siguiente, como al aumento del río Ebro en Catalunya o el desprendimiento en Castell de Mur que mató a un matrimonio, y resolvieron la encuesta que habían propuesto a los espectadores, en la que ganó el aprobado a Puigdemont con un 88% de los votos.

Fuente: canal de YouTube de 8tv
Comparándolo con el programa de La nit del pasado día 17 vemos que en esta segunda emisión los temas de los que hablaron fueron mucho más variados que en la primera entrega, ya que abrieron el programa con el caso del máster de Cifuentes, después conectaron en directo para hablar de que el Tribunal Supremo había extraditado a Puigdemont por sedición en vez de por rebelión, hicieron una entrevista en directo con el alcalde de Castell de Mur para hablar del desprendimiento, realizaron un cara a cara entre dos historiadores en el que hablaron de los nacionalismos que habían surgido últimamente y tuvieron como invitado especial a Justo Molinero.

Viéndolo desde una perspectiva global, vemos que sí se cumplió con el objetivo principal del programa, que era generar un amplio espacio para analizar profundamente la actualidad desde perspectivas opuestas, ya que contaron con la opinión desde el presidente del Parlament hasta la de la presidenta del PP de Girona. No obstante, cabe destacar que el tono de las informaciones tiende a ser a favor del independentismo, aspecto que vemos de entrada en el primer programa, ya que se dedicaron las 2 horas que duró a tratar aspectos de esta temática. Quizás la estrategia que siguieron fue la de, en primer lugar, atrapar a este tipo de público más acorde con su ideología para, después, en los siguientes programas, abordar otros temas que no estén íntegramente relacionados con la política. A pesar de esta fija prioridad informativa, la manera en cómo abordan los temas es muy correcta y variada, con entrevistas dentro y fuera de plató, un espacio dedicado al cara a cara y otro más amplio para las tertulias. Próximamente, veremos si La nit continua en esta línea y se convierte en el programa de referencia del análisis de la información.

Saturday, April 14, 2018

La pixelación del rostro de la detenida del CDR


El pasado 10 de abril la Guardia Civil detuvo en Viladecans (Barcelona) a Tamara Carrasco, una activista del Comité de Defensa de la República considerada como la ideóloga que dirigía y coordinaba las acciones del grupo. La detenida fue acusada por la Audiencia Nacional de “terrorismo y rebelión” por los hechos relacionados con los cortes de tráfico que algunos miembros del CDR realizaron en Semana Santa. La prueba que hizo que el juez la acusara fue un mensaje de voz que envió a sus compañeros en el que decía cosas como “si podemos parar el puerto (de Barcelona) sería brutal”, además de bloquear Mercabarna.

Evidentemente, este hecho noticioso tuvo una gran repercusión en los medios de comunicación y es por eso por lo que, tanto el 10 de abril como el día 11 encontrábamos todo tipo de enfoques en los medios sobre esta noticia. No obstante, el trato que se le dio a esta información no va a ser el objeto de estudio de este artículo, sino otro elemento minoritario: las fotografías que acompañaban las noticias. En concreto, nos centraremos en las ediciones del 11 de abril de dos diarios nacionales, La Vanguardia y ABC.

En este caso, era evidente que los diarios elegirían unas fotografías del momento de la detención y, concretamente, de la detenida para ilustrar sus piezas. Pero aquí la cuestión importante es cómo han mostrado a la detenida y al resto de personas que aparecen en las fotografías.

Fuente: Hemeroteca ABC
Fuente: Hemeroteca
La Vanguardia
En primer lugar, es esencial analizar las dos portadas. Por una parte, es bien conocido que el diario ABC siempre escoge una única imagen como portada y, en este caso, decidió utilizar la de la detenida acompañada de varios miembros de la Guardia Civil, a los cuales se les ha distorsionado la cara. Por otro lado, La Vanguardia no utilizó ninguna imagen relacionada con el tema para encabezar su edición. 




Fuente: Hemeroteca ABC
Fuente: Hemeroteca 
La Vanguardia
Si nos adentramos en las noticias sobre el tema, vemos que el ABC se decantó por una fotografía poco informativa en la que solamente aparecían diversos agentes de la Guardia Civil durante la operación. Cabe destacar que, en este caso, sus caras no han sido ocultadas ni distorsionadas. Pasando a la noticia que hizo La Vanguardia, en su fotografía aparecen la detenida y los miembros de la Guardia Civil con las caras pixeladas para que no se les pueda reconocer su identidad.

Según el código deontológico de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, “el periodista respetará el derecho de las personas a su propia intimidad e imagen”. Para ello, los periodistas deberán proteger la identidad de las personas que aparezcan en las imágenes pixelándoles las caras o distorsionándoselas. Esto está muy ligado con el derecho de presunción de inocencia de un individuo, que dice que hasta que un tribunal no dicte que una persona es culpable, esta es inocente hasta que se demuestre lo contrario.

A partir de estos conocimientos, vemos que La Vanguardia ha realizado un buen trabajo periodístico pixelando la cara de la detenida, salvaguardando su identidad y protegiéndola de futuras consecuencias. Sin embargo, el ABC ha pasado por alto estos códigos éticos y ha ocultado todos los rostros excepto el de la detenida, cosa que se podría atribuir al afán del diario de producir controversia entre el público. Por lo tanto, como el hecho de pixelar el rostro de la mujer no restaba veracidad a la información, hubiese sido igual de válido y mucho más ético ocultar su identidad para no caer en el sensacionalismo.

Monday, March 6, 2017

La magia de la radio no es solo una metáfora

Cuando la magia da un paso más allá, consigue que ni veamos de dónde ha salido y acaba en nuestras casas y en nuestras manos a través de la radio

“Vosotros, los oyentes, vais a hacer desaparecer algo. Por un segundo vais a ser magos. ¿No os lo creéis? Escuchad atentamente: solamente os tenéis que imaginar que sostenéis un cuchillo por el mango. Pero a ese chuchillo le falta el filo que corta. Ahora le falta también la hoja entera de cortar. Y, finalmente, le falta el mango. Ya está. Acabáis de hacer desaparecer un cuchillo, el sueño de todo mago.”

Y así, señoras y señores, es cómo Juan Tamariz hace magia por la radio. Sí, sí, has leído bien: por la radio. ¡Lo nunca visto! Ni nunca se verá; es lo que tiene la radio, que se oye, pero no se ve. Seguro que te habrás quedado boquiabierto, con cara de extrañado e intentando unir cables para ver que, teóricamente, es imposible. “Magia y radio, ¿cómo pueden ir en la misma frase?” Pues bien, en un siglo en el que no quedan pliegues para esconder secretos, los magos siguen teniendo un as en la manga.

La primera vez que lo escuchas, y nunca mejor dicho, resulta extraño. Los profanos, como llaman los magos al resto de la humanidad que no saben sus trucos, tienen asimilado que, para que los magos puedan desplegar su magia, hace falta que ellos lo vean, es decir, tienen que estar en el mismo espacio geográfico y temporal que el mago. Pero resulta que no, que actualmente los magos han avanzado tanto sus técnicas que pueden sorprendernos a miles de kilómetros de distancia.

El mago moderno ya no necesita ni ver, ni oír, ni tocar. Ni tan siquiera estar presente. Su única necesidad se resume en hablar y ser escuchado. Nada más. En su voz se genera la magia y en tus manos ocurre. Así de simple.

Así que ahora, para todos aquellos profanos que estén leyendo, se va a desmantelar el gran truco que se esconde detrás de las mágicas palabras del mago que, cómodamente sentado en la silla de un estudio de grabación, nos hechizan y nos convierten a nosotros en los verdaderos magos: ¡abracadabra!

El punto de partida se sitúa en esa silla dónde el mago, sentado y con una sonrisa de oreja a oreja del que sabe que lo que está a punto de ocurrir va a ser, por lo menos, inverosímil, pide a los oyentes que lo estén escuchando que cojan ciertos objetos, como pueden ser una baraja, unas monedas, utensilios pequeños tales como garbanzos, clips, chinchetas… etc. Una vez el mago consigue “hechizar” a los oyentes para que se muevan por toda la casa en busca del material deseado, empieza la magia. El primer mago dará unas órdenes al segundo mago, el inicial profano, y éste seguirá los pasos del primer mago al conjuro de su voz hasta que consiga tener un imposible en su propia casa: el mago radiofónico habrá conseguido adivinar en la distancia cuántos objetos tenía en su mano o qué carta era la que había escogido. También pueden realizar trucos con números, como los típicos juegos matemáticos que hacíamos de pequeños, en el que el mago pide al oyente que piense en un número, que lo multiplique por tal, lo reste por pascual y… ¡tachán! le sale el 7. 

El oyente, el inicial profano, el encarnado mago, la persona que ya no sabe qué es real y qué no lo es, se asombrará e incluso hasta se asustará cuando, dos cartas que él mismo haya perdido en la baraja, aparezcan encima de ésta o, en el más fantástico de los casos, ¡que una carta viaje hasta su bolsillo! No obstante, no podrá hacer trampa puesto que, si intenta repetir el efecto a escondidas sin la voz del mago, la magia del truco se desvanecerá. Se volverá a quedar boquiabierto del asombro, con cara de extrañado e intentando unir cables para ver que, en la práctica, ha realizado un imposible. Y ahora sí: “magia y radio son posibles en la misma frase”.

A la hora de pensar en un mago español, indudablemente nos acude a la mente el nombre de Juan Tamariz. Este gato viejo de la profesión, además de ser un ilusionista especializado en cartomagia y en magia de cerca, fue de los primeros en introducir la magia en el mundo radiofónico, seguramente con la broma citada al principio ya que una de las cosas que más lo caracteriza es el humor dentro de sus trucos. Durante un largo año lleno de magia e ilusionismo, estuvo como colaborador en el programa de radio “No somos nadie” en la M80 Radio entre 2002 y 2009, presentado y dirigido por Pablo Motos y Celia Montalbán. Se dedicaba a hablar sobre el mundo de la magia en general hasta que se le ocurrió hacerla él mismo y así enganchar más a los oyentes del programa. “Solamente preparábamos a los oyentes para que en sus casas ocurriera el misterio” comentó el modesto mago en el programa “Hoy por Hoy” en la Cadena SER en el 2012. La experiencia y los trucos realizados durante el programa de Pablo Motos, dieron origen a que el mago se animara a escribir “Por arte de Verbimagia”, en el que recopila sus juegos más sorprendentes.

Para poner en situación a aquellos profanos que no lo sepan, la verbimagia es básicamente el tipo de magia comentada anteriormente, la que se hace por la radio; aquellos juegos que, si los espectadores siguen las órdenes del mago, consiguen realizar un truco de magia en toda regla y ellos solos. Son juegos que siempre se han hecho de tú a tú para dar más protagonismo a los espectadores pero que, a la hora de adoptarlos en la radio, son los que mejor funcionan y los que más asombro suscitan en los oyentes.

A parte del libro del famoso Tamariz, se pueden encontrar otros manuales, si os queréis convertir en verdaderos magos verbimagicos, como “Magia invisible” de Carlos Adriano o “Engaños a orejas vistas, o sea, el arte de hacer diabluras radiofónicas” de Imanol Ituiño. Justamente este vasco y mago de nacimiento, es el único ilusionista en toda España que, actualmente, hace magia por la radio de manera regular. Lo podéis escuchar todos los miércoles a las 12.30 del mediodía en el programa “Faktoria” de Euskadi Irratia. “Es curioso porque yo estudié comunicación audiovisual, pero yo no estoy en la radio por haberme licenciado en eso, sino por ser mago” comenta con una risa el vasco.

Por arte de magia, esa que hoy en día llamamos aviones, Imanol se teletransportó desde su Bilbao natal hasta Barcelona el pasado 21 de febrero para presentar su libro y ofrecernos unas pinceladas de lo que se cuece cuando está hechizándonos con sus palabras a través de la radio.

“Llevo ya 4 años haciendo el programa y, cada mes, hago más o menos 3 sesiones de historias, anécdotas y biografías, y una de magia pura y dura”. Para ilustrarnos esa magia verdadera de la radio, narró tal cual varios guiones de trucos que él había realizado en su programa a lo largo de estos años. Pero la verdadera magia ocurrió entre bambalinas, cuando la gente salió asombrada del local e Imanol desveló en petit comité la increíble chispa de este arte.

“La magia en la radio no es tanto otra manera de entretener, sino que es una especie de rama dentro de la magia. Tampoco es que sea una cosa moderna, ya que ha habido magos que, históricamente, han hecho magia por la radio. De hecho, aunque en el año 1915 se pusiera la primera estación de radio en los Estados Unidos, por increíble que parezca, ya existía la radio antes. Lo que pasó fue que habían inventado cómo mandar sonidos y eso se utilizaba como método para hacer juegos de magia: había magos que tenían estos aparatos de radio escondidos en el escenario para chivarse informaciones mágicas. Yo creo que es muy bonito que la técnica se use para hacer la trampa y, una vez que la técnica ya es conocida, porque todo el mundo tiene una radio en casa actualmente, se use para hacer magia a través de esa misma técnica.”

Imanol no considera que la que magia en la radio esté infravalorada sino “todo lo contrario, se incrementa”. “Hay juegos que si yo te los hago aquí en persona tú puedes decir ‘bueno vale, no sé cómo lo has hecho, pero no me ha impresionado mucho’. Sin embargo, si el mismo truco lo haces tú mismo en tu casa porque estás escuchando a una persona en la radio y, finalmente, te sale, el hecho de que tú no estás en la misma habitación que el mago ni lo conozcas cara a cara, incrementa la emoción.”

A la hora de los trucos que más frecuentemente se suelen realizar en los programas radiofónicos, Imanol se centra sobre todo en los juegos verbimagicos, aquellos explicados más arriba, pero cree que “no es la única forma de hacer magia por radio”. “También está la opción de que en casa solo oigan la magia y no tomen parte activa en ella de ninguna manera. De esta manera, el locutor sí que estaría compinchado, pero no importa porque éstos tienen una fuerte conexión con los oyentes y, como son profesionales que están acostumbrados a narrar cosas, la emoción que le pueden poner explicando lo que han vivido es tan o incluso más fuerte que cualquier juego verbimagico.”

Pero la aventura no terminaba aquí. En vista de que en el libro daba consejos y adjuntaba sus actuaciones radiofónicas más populares, adentrarse en la mágica lectura de “Engaños a orejas vistas” es un buen método para desmantelar a todos aquellos profanos que lo lean, el gran truco que se esconde detrás de la elaboración de un guion radiofónico que contenga pura magia: ¡abracadabra!

Una cosa importante a la hora de hacer magia por la radio es intentar prever qué tipo de gente estará escuchando la radio a esa hora. “Yo hago el programa alrededor de las 12 y sé que gente joven me escucha poca, pero sí que lo hacen amas de casa, jubilados, gente que trabaja en oficinas y tienen la radio puesta o gente que va en el coche. Soy muy consciente de que, del 100% de las personas que me escuchan, solo un 20% realizará el juego.” No obstante, el elemento principal es que, aunque haya personas que no sigan el juego, se entretengan y por eso es muy importante ofrecer bromas, sonidos y que haya un tema que resulte sustancial.

Otro punto a tener en cuenta es saber qué ha venido antes de la sección de magia y qué vendrá después. Imanol ya sabe que no está en sus manos esa decisión, pero comprende que a veces es difícil pasar de dar una mala noticia “al cachondeo del mago de turno”. Si algún día, justo antes del programa informan de una catástrofe, aunque los oyentes sepan que la regla de oro es que “the show must go on”, está bien hacer referencia a ello y empezar la magia con mucha delicadeza.

En cuanto a ideas sobre temas para tratar en la radio, Imanol nos aconseja fijarnos en la actualidad puesto que es uno de los elementos que caracteriza este medio de comunicación. “Cualquier novedad o referencia a un tema de actualidad, foto de WhatsApp viral o noticia curiosa, causará furor entre los oyentes.” Por el contrario, el mago casi nos prohíbe temas escabrosos como la política o alguna noticia que pueda segmentar demasiado la opinión pública.
Además, para sentirnos un locutor más mientras realizamos nuestros mágicos trucos, el mago vasco nos aconseja repetir varias veces el nombre de la emisora y del programa. “Si os fijáis, en los programas de radio están constantemente poniendo cortinillas con su sintonía y nombre.” Pues nosotros debemos hacer lo mismo.

Hasta ahora, los profanos solamente han ido descubriendo el arte que se esconde detrás de la magia en la radio porque es lo más inusual, lo más inverosímil y lo más extraordinario. No suele ser muy común estar escuchando un programa de actualidad o las canciones del momento y que, de repente, te salga un mago incitándote a que lo seas tú también con sus espectaculares trucos. En cambio, lo que sí es más común escuchar en la radio son programas que hablan sobre magia. A veces, el cambio de un simple verbo y una sencilla preposición acaban dando la vuelta a la tortilla.

Por lo tanto, cambiemos ahora de sintonía dejando atrás el hacer magia en la radio para pasar a hablar de magia en la radio. El mismo Imanol comentaba anteriormente que él también habla sobre magia en algunos de sus programas e incluso existen varios programas más relacionados con la cultura y el arte que tienen esporádicas colaboraciones de magos que aprovechan el estar en un medio de comunicación donde miles de personas lo están escuchando para, ya sea promocionar su nombre y su espectáculo o hasta para animarse y hacer algún truco. Pero lo que ahora nos interesa son programas íntegros de magia, ¡a tutiplén!

Uno de los programas con más oyentes, al menos a nivel provincial, es “La Oreja Mágica” que se retransmite todos los jueves a las 22 en Radio Kanal Barcelona (106.9 FM) dirigido y conducido por Brando y Silvana. Sí que es cierto que, según explicaron en una entrevista, magos como Toni Casas han hecho algún que otro juego a uno de sus oyentes, pero esa no es su especialidad. “Tratamos el ilusionismo y a los ilusionistas como verdaderos artistas y, además, contamos o nos cuentan ellos mismo de qué se trata vivir de esta profesión, anécdotas o sus próximos espectáculos.” También, simplemente, hablan de la magia, de sus trucos, sus misterios, de los profanos sorprendidos… además de actualidad mágica, como por ejemplo si va a haber algún congreso de magos próximamente o quién va a actuar en qué lugar. Además, para entretener al público también suelen funcionar las historias de los magos de la antigüedad o curiosidades sobre la larga historia de la magia, cosa que a Imanol le gusta particularmente.

Brando y Silvana, no obstante, saben que su temática no es a lo que están habituados los oyentes radiofónicos, pero no por eso consideran que no se tome suficientemente en cuenta la magia en la radio; simplemente no es algo habitual. “A la audiencia le llama mucho la atención este tipo de programas. La magia es el arte de lo imposible y es ante este hecho que la gente se siente atraída. ¡Ver lo imposible hacerse realidad es muy atractivo!”

Por lo tanto, ahora ya se ha desvelado el secreto y el efecto que tiene la magia en la radio y, por esa razón, vemos el tema mucho más claro: nos encontramos con un espacio en la radio en el que personas interesadas en el mundo mágico hablan sobre aquello que tanto les apasiona y, una vez entre un millón, tenemos a un verdadero mago a miles de kilómetros de nosotros hechizándonos y haciéndonos ver que la magia puede llegar a ocurrir en nuestras propias manos.

Pero, ¿qué ocurre con el resto de magos que sí que vemos, aquellos tan típicos y famosos de calle o de teatro? ¿qué opinan ellos? La verdad es que muchos de ellos se sorprenden al escuchar el efecto tan grande que tiene la magia en la radio. Uno de ellos, el mago Churrimongui, asistió a la presentación del libro de Imanol y no pudo estar más embelesado con el hechizo que el mago radiofónico desprendía. “El hacer la misma magia que puedo hacer yo mismo por la radio le da un efecto mucho más mágico porque, en este medio de comunicación, como siempre se ha dicho, la imaginación es lo que más valor tiene y él consigue hacer magia con la imaginación de los oyentes.” Este mago barcelonés admira este tipo de actuaciones puesto que tiene en cuenta que el mago radiofónico juega con la ventaja de que “puede ir preparando la técnica más fácilmente, para el profano el truco, sin necesidad de sugestionar al espectador, es decir, inducirles a que miren hacia un lado mientras que en el otro están preparando el truco.” El mago de la radio no hace falta que te haga mirar a ningún lado puesto que el juego es a oídas, no a vistas, y eso es lo que juega a su favor.

Respecto a los programas que hablan de magia, como “La Oreja Mágica”, el mago Churrimongui lo ve como algo positivo ya que cree que “para algunos perezosos a la hora de leer, es agradable que te cuenten historias de la magia, biografías de magos, información sobre espectáculos de magia… aparte de que es una buena vía para que el resto de magos se den a conocer”. A pesar de que la magia en la radio sea minoritaria, este mago afirma rotundamente que el efecto que proporciona es brillante.

La radio tiene un poder que el resto de medios no tienen. Tiene el poder del misterio, el de escuchar una voz sin saber de quién es, el de imaginarte cómo serán esas personas y qué aspecto tendrán. Tiene el poder de despertarnos de buen humor por las mañanas, acompañarnos durante nuestro ajetreado día y dormirnos plácidamente por la noche. La radio, en ese aspecto, es muy poderosa. A su vez, la magia también tiene ese poder misterioso, hechizante, que nos hace creer en imposibles y nos hace dudar de nuestros propios ojos. Por eso, aunque al principio creyerais que la magia en la radio era una cosa nunca vista (que, de hecho, no se ve), que os hacía poner caras de asombro y sobre la cual no lograbais unir los cables, al fin y al cabo, aunque parezca algo improbable a priori, la magia y la radio se llevan muy pero que muy bien. 

Saturday, February 18, 2017

«Las cosas no pasan porque sí, pasan si trabajas para que pasen.»

Carles Ruiz, un alcalde orgulloso de su ciudad y de sus ciudadanos.


Muchas personas tienden a pensar que el cargo político de alcalde posiciona a estas personas a una cierta distancia del resto de ciudadanos; como si fueran un ser intocable al que no te puedes dirigir. Pues bien, el mito ha caído con el alcalde de mi ciudad, Carles Ruiz Novella, una persona normal y corriente que pasea por su ciudad. No obstante, cabe destacar que este padre de familia ha sido el mismo que ha conseguido sacar adelante la ciudad de Viladecans durante la crisis y posicionarla en un lugar destacado del mapa.
Carles Ruiz, hijo del baby boom de los sesenta, se crio en un pequeño barrio de Barcelona. Ruiz ya apuntaba maneras desde que estaba en la escuela, “el clásico delegado de clase, ese era yo”, y continuó con el mandato en la facultad de derecho, pero siempre apostando por nuevas iniciativas: fundó la asociación de estudiantes de derecho.
El primer pie que puso en el mundo de la política fue en la Juventud Socialista de Catalunya y, a partir de aquel momento, los cargos políticos no han cesado: teniente de alcalde, secretario de política industrial en el PSC, presidente ejecutivo del Pacte Industrial de la Regió Metropolitana de Barcelona, vicepresidente de Localret i miembro de la Comisión Ejecutiva Nacional.
Pero sin duda alguna, por lo que más se conoce a Carles Ruiz es por llevar al mando la alcaldía de Viladecans durante 11 años. Pero sin menos dudas aún, por lo que más se le conoce no es por ser el alcalde sin más, sino por ser un alcalde cercano, sincero, emprendedor, preocupado por su ciudad y, sobretodo, por sus ciudadanos. Interesado en el sector empresarial y, sobretodo, en la educación ha conseguido traer a nuestra ciudad desde empresas como Unilever hasta pantallas digitales para nuestras escuelas. Ruiz cree firmemente en la prosperidad de su ciudad, por eso trabaja tanto para su desarrollo interno mediante mejoras en los barrios y en las instalaciones como para el desarrollo externo de la ciudad, apostando por proyectos como The Style Outlets.
Carles Ruiz quiere que hablar de Viladecans sea lo mismo que hablar de futuro, pero lo cierto es que el futuro va a llevar su nombre durante mucho más tiempo; un nombre que es capaz de llevar a sus hijos al colegio por la mañana y pactar negocios provechosos por la tarde.

La característica de que el alcalde de Viladecans era una persona cercana yo ya la había experimentado de primera mano. Hace unos meses, cuando cumplí los 18, recibí una carta para asistir a una de las fiestas que el alcalde celebraba en honor a los jóvenes de esta edad y así poder charlar un rato con él sobre qué nos parecía nuestra ciudad. Pero hacerle una entrevista a él solo… donde los dos estuviéramos hablando cara a cara… y encima para un trabajo de la universidad… Eso ya era otro nivel. Llegando 10 minutos antes y revisando cada segundo que mi camisa no se me arrugara, entré en la imponente Torre Modolell, subí las escaleras y por fin me encontré al alcalde. Me recibió con una sonrisa de oreja a oreja y con dos besos, me invitó a sentarme en los sofás de su despacho, me preguntó qué tal estaba cuando yo era la que tenía que hacer las preguntas, y a partir de ese momento todos los nervios se esfumaron y toda la conversación fluyó…
-     Empezando por el principio, ¿cómo decidiste iniciarte en la política?
Empecé cuando estaba de delegado en la universidad. En ese entonces, yo ya me sentía muy cercano al Partido Socialista y contacté con los compañeros del PSC y me ofrecí. Primero empecé a trabajar en la agrupación socialista universitaria, organizando la asociación de estudiantes y luego ya milité a nivel de las Juventudes; una gran parte de mi carrera empezó allí, de hecho.
-          ¿Y cómo fue ese salto de militante a alcalde?
Fue porque el anterior alcalde se marchó a trabajar a la Generalitat como responsable político y mis compañeros me eligieron a mí. Realmente, nunca había pensado llegar a ser alcalde. La verdad es que la vida te va llevando y sientes que tú nunca tomas decisiones como éstas; al menos yo no lo siento, ni si quiera haber sido teniente de alcalde, porque en verdad yo era educador y me gustaba la política. Pero yo supongo que al final, cuando tienes la vocación de servicio público, te acaba gustando. Yo no me quejaré nunca de estar de alcalde porque realmente es una cosa que me gusta y me apasiona, y eso es un valor importante a la hora de tener un trabajo.
-          Y una vez que ya fuiste elegido alcalde, ¿cómo fueron tus primeros momentos?
Lo recuerdo totalmente. Fue el lunes siguiente del pleno, el momento en que te eligen alcalde, que entré en el despacho, me senté en la mesa y dije con una sensación nueva “¿y ahora qué? ¿ahora que toca?”. En ese momento me acordé de una frase que decía Felipe González de que cuando estás en esa situación es cuando ves que tú no puedes llamar a nadie; todos los demás te pueden llamar para consultarte, yo incluso lo hacía cuando era concejal, pero cuando estás en esa situación tú no tienes a quién llamar y es entonces cuando tienes esa responsabilidad. Pero aquel momento no lo recuerdo de soledad, sino de decir “y ahora qué hago”. Pero bueno, eso solo fueron dos segundos porque luego entró alguien por la puerta y empezó todo el frenesí.
-       ¿Cuáles son tus pilares fundamentales a la hora de cuidar y mantener tu ciudad?
Han cambiado mucho de hace unos años a ahora. Yo recuerdo que Viladecans tenía muchas necesidades: éramos un municipio con unos niveles de renta muy bajos y con una estructura económica y de servicios muy débil. Por lo tanto, el primer reto era situar Viladecans en el mapa, dotarlo de una estructura económica que le permitiera ser fuerte, que permitiera ocupar a su gente y tener una red de servicios y de espacios públicos adecuados. Ese era el reto, pero luego vino la crisis. En este período la prioridad fue muy clara desde el primer momento: por un lado, atender a la gente con los problemas que de la crisis se derivaban mediante toda la ayuda social posible, por otro, el esfuerzo económico en mejorar Viladecans y, en tercer lugar, para mí era básica la educación; yo estoy convencidísimo de que, si no hay un sistema educativo adecuado, si la gente no tiene acceso a una educación de calidad, la sociedad es muy difícil que avance.

“Ser alcalde es una cosa que me gusta y me apasiona, y eso es un valor importante a la hora de tener un trabajo.”


-         “La inspiración existe, pero la tienes que encontrar trabajando”. ¿Cómo aplicas esta frase de Picasso tanto en el ámbito personal como en el profesional?
Yo solamente creo en aquella suerte en la que tú puedas generar oportunidades para que las cosas ocurran. Es una frase que me gusta mucho porque hay gente que piensa “me pasa esto porque tengo mala suerte” pero la cuestión es que hay que trabajar para que esas cosas sean diferentes. Nosotros hemos trabajado para que Viladecans tenga un futuro diferente y lo estamos consiguiendo. Yo creo que las cosas te las tienes que currar para que salgan, sino no salen. Otra cosa es que tengas el acierto y eso sí que es suerte o inspiración… pero al fin y al cabo la inspiración es espontánea. Por ejemplo, en un volcán tú no vas a pensar en una rosa porque solo ves piedras negras, por lo tanto, es muy difícil que pienses en una rosa porque no sabes que existe. Es una frase que me define muy bien y que me ha enseñado a que las cosas no pasan porque sí, pasan si trabajas para que pasen.
-        Actualmente, ¿qué iniciativas se están llevando a cabo para movilizar a los ciudadanos?
Uno de los proyectos es la plantada de árboles, que lo llevamos haciendo ya 5 años. La idea es encontrar una zona sin árboles, como por ejemplo el parque de la Torre Roja, y que las familias que hayan tenido a su bebé ese año replanten 12 árboles creando así “el bosque dels nadons”. También estamos trabajando para ver si la Festa Xica, que se hace durante la Fiesta Mayor para los niños pequeños, la podemos reproducir en los meses de buen tiempo en los parques de Viladecans, porque nuestra idea es que los parques de Viladecans sean espacios de actividades. La cosa es pensar una programación para que, a partir del mes de abril, la gente se pueda encontrar música en un parque, actividades para niños en otro, deportes… etc.
-    También sé, desde mi propia experiencia, la iniciativa que se tiene con los jóvenes al organizársele una fiesta por su 18 cumpleaños. ¿De dónde nació esta idea?
Bueno, esto es como lo “dels nadons”. Yo pienso que los acontecimientos significativos de las vidas de las personas son importantes celebrarlos para que también se sientan parte de una comunidad, que sepan que no están solos y que pensamos en ellos. Entonces creemos que este tipo de cosas, lo “dels nadons”, los 18 y los 50 años de casados donde les realizamos un baile a las parejas, hace que se sienta la ciudad y que esas personas se sientan parte de la comunidad.
-      Además, he descubierto por internet que tienes ‘El Chat de l’Alcalde’. ¿Con que propósito se realiza este proyecto?
Ahora con Twitter y Facebook la relación con la gente es constante. Lo que pasa es que Twitter, por ejemplo, no te permite explicar sino solamente dar respuestas de sí o no o derivar a un link, pero la gente lo utiliza mucho para preguntar cosas que son más complejas que un sí o un no. En Facebook, en cambio, es al revés, es como un cotilleo donde todo el mundo se apunta y tampoco acabas dándole profundidad a las cosas. Yo creo que el chat me permite más una relación de persona por persona y dar una explicación un poco más amplia. El que la gente te indique los problemas también nos ayuda mucho a nosotros a hacer nuestro trabajo.
-    Ahora, pasando al tema de lo más novedoso que tenemos en nuestra ciudad, que es The Style Outlets, ¿cómo fue el proceso de instalación del centro en Viladecans?
Todo empezó con la crisis, porque todas las inversiones de empresas que teníamos se paralizaron. Pero, pasado un tiempo, nos vino una oportunidad de inversión por parte de la Generalitat, que era el Outlet. Lo primero que pensé fue que iba a ser un impacto importante en la ciudad, porque un equipamiento de este tipo son 2 millones de visitantes al año. Pero, por otro lado, nos íbamos a iniciar en un sector como es el turístico, el cual era un sector en el que la ciudad quería trabajar pero que todavía no había conseguido llegar a tener un hilo para poder desarrollarlo. En ese sentido vimos que, en un momento de crisis donde todo estaba paralizado, teníamos una oportunidad de una inversión importante que generaba ocupaciones y muchos otros elementos a su alrededor, como la restauración, la marca turística como tal, hoteles… Y lo analizamos y lo vimos positivo porque, en el fondo, esta actividad económica solo representa un 5% del total de la actividad económica de Viladecans. Tenemos la mitad de actividades económicas reservadas para actividad industrial, una cuarta parte para oficinas y hoteles, y otra cuarta parte para centros comerciales, logística, etc. Entonces, lo valoramos y decidimos apostar, por lo que le dijimos que sí a la Generalitat y trabajamos con ellos en el tema. Considero que esto nos sitúa en un mapa real económico ya que lo hacemos de una manera diferente y precisamente eso fue lo que pensé, que era otro objetivo más que habíamos superado.
-       Respecto a la cifra de turistas, ¿crees que ha bajado el número de visitantes respecto a las expectativas que se tenía?
Naturalmente. Ha habido primero el boom inicial, sobretodo porque coincidió la apertura con la mejor época para el comercio que son las rebajas, la época de Navidad y de los regalos, y yo creo que volverá a tener más actividad en mayo, que empezará más la actividad turística. Pero yo pienso que, en ese sentido, por lo que me dicen los responsables, las cifras y el impacto están siendo dentro de los límites, incluso superior a la que ellos se esperaban.
-          ¿El pequeño comercio de la ciudad se ha visto afectado de alguna manera?
Por lo que sé, las previsiones de los pequeños comercios han sido similares a la de otros años, o mejores incluso. En el servicio de la restauración, sobretodo, han visto que de verdad venia gente de fuera que no conocían como los habituales del barrio. Realmente, la gente se comporta como nos comportamos nosotros: cuando vienen al Outlet y quieren comer algo buscan en Google Maps “sitios para comer cerca” y llegan más allá del Outlet, hasta las ramblas incluso.
-        Sí porque es cierto que el Outlet no tiene muchos lugares de restauración. ¿Se prevé abrir alguno más?
No, porque ellos tienen un límite de restauración y son pocos sitios, una décima parte de la superficie en concreto. Y, además, su modelo de negocio no es de un centro comercial donde la gente va a pasear, sino que su misión comercial es que el cliente venga, compre y se vaya. Por eso es muy diferente a un centro comercial, porque las estrategias también son diferentes.
 -   Las estrategias y las marcas también son diferentes. Por lo tanto, ¿a qué tipo de público está dirigido específicamente?
Ellos básicamente están dirigidos a los turistas que buscan ropa de marca. Hay una parte joven, solamente la deportiva, pero el grueso está más enfocado a otros sectores de público. Para el público joven, entraría más Vilamarina, que sería como una oferta complementaria, ya que la estrategia que tiene es más familiar, de jóvenes, de ocio con la nueva bolera por ejemplo… Yo creo que Vilamarina va a caminar hacia eso y van a ser complementarios uno del otro. De hecho, ambos son complementos de la ciudad. La ventaja de Viladecans es que tenemos todas las modalidades de comercio: el comercio de proximidad, como las tiendas del casco antiguo, la zona del eje comercial y peatonal, el comercio de centro comercial como es el Vilamarina, y el Outlet, que es más singular. Por eso lo que pretendemos es que cuando alguien piense en comprar piense en Viladecans y yo creo que lo vamos a conseguir.
-    Gracias a la apertura del Outlet, la frecuencia de los trenes que pasan por Viladecans se ha conseguido aumentar, pero solamente durante los fines de semana. ¿Qué opinas sobre esto?
La Generalitat hizo lo fácil, que era incrementarlos los fines de semana ya que pasan menos trenes y, por lo tanto, es más fácil aumentar la frecuencia. Yo creo que el reto es hacer lo difícil, porque a nosotros no solo nos interesa los trenes para el Outlet, que también, sino que fundamentalmente sea cómodo y fácil para que la gente de Viladecans vaya a trabajar y que la gente de fuera venga también a trabajar y estudiar aquí durante el resto de la semana. Des del ayuntamiento estamos iniciando una campaña para promover este tema mediante la recogida de firmas para que pueda llevarse a cabo.

“Nosotros hemos trabajado para que Viladecans tenga un futuro diferente y lo estamos consiguiendo.”


-       Independientemente del Outlet o no, ¿hay alguna novedad sobre la implantación de un metro para nuestra ciudad?
Hay un proyecto que es una línea subterránea de Renfe que viene desde Cornellà hasta Castelldefels. Esto, antes de iniciarse la crisis, estaba en marcha, hasta habían decidido las paradas y todo. Al haber este parón, los alcaldes nos hemos puesto de acuerdo para volver a chillar y pedir que se retome el tema, porque es una cuestión muy importante ya que, realmente, desde Viladecans hay dificultades para movernos por la comarca y gente de la comarca para moverse por aquí. Por lo tanto, intercomunicar toda esta zona de una manera rápida daría muchas más oportunidades para todos.
-       Hay un tema muy reciente que se ha hecho viral en internet sobre nuestra ciudad y es la implantación de la cadena Hooters en el Centro Comercial Vilamarina. ¿Cómo estás afrontando este tema?
Yo conozco el tema de Hooters directamente a través del programa el Intermedio. Mi primera reacción cuando lo escuché en el Intermedio fue pensar que eso estaba ya muy desfasado y me pareció una filosofía con dudas de que aquí fuera a triunfar. A mí me parecía extraño pero lo único que me preocupaba era que guardara realmente todas las condiciones legales, es decir, que no se utilice de forma sexista a la mujer, que el lenguaje que utilicen sea correcto… Y lo primero que hice fue manifestar lo que sentía sobre ello públicamente, que era que me sorprendía porque Vilamarina, precisamente, está encaminado hacia una política más familiar y de ocio juvenil y me chocó que, si Hoooters era aquello que se dice, fuera a parar ahí. Yo creo que el modelo de negocio rompe con el trabajo de poner en valor la igualdad de género, de trabajar por el respeto al otro sobre todo en el tema de la igualdad, la violencia machista… y por eso me preocupa que sea una piedra en todo este trabajo que estamos haciendo. Por otro lado, esto es como cualquier negocio, si todo es legal, porque no nos guste, nosotros no podemos hacer nada. No obstante, hay que esperar a ver qué hay de cierto en esto porque Vilamarina aún no tiene cerrado el acuerdo con Hooters, y hacer polémica de algo que no existe es innecesario. Hoy por hoy, Hooters no es una realidad.
-      Por último, y haciendo un resumen sobre lo que significa para ti Viladecans, me gustaría que me dijeras qué es lo que más te gusta de la ciudad y cómo convencerías a alguien para que vinera a quedarse.
Esta pregunta es difícil porque preguntarme a mí que es lo que más me gusta de Viladecans es como preguntarle a un padre qué hijo le gusta más. Yo creo que la fuerza que tiene ahora Viladecans es que es una ciudad lo suficientemente pequeña para ser un lugar donde mucha gente se conoce entre sí pero que, por otra parte, también tiene una estructura de servicios cada vez más importante, tanto de empresas, como transporte y comercio. Yo creo que el elemento más importante es el carácter de ciudad y de pueblo a la vez. Por lo tanto, es un municipio que tiene esa posibilidad de que vives en una ciudad con los servicios propios de ciudad pero que tiene una dimensión relativamente pequeña y cómoda y a la vez goza de la cercanía de un espacio agrario, de un litoral y de una montaña que te dan una relación directa con la naturaleza. Eso, precisamente, sería lo que utilizaría para convencer a alguien de que viniera a Viladecans.

Entrevista realizada el martes, 14 de febrero de 2017, a las 19 horas en la Torre Modolell (Alcaldía), Viladecans.

Do it with passion or not at all.

Llevo des del 1 de enero queriendo retomar mi espacio, aquel lugar donde me sentía libre para expresar quién era, cómo me sentía y lo que vivía o dejaba de vivir. Llevo más de un mes queriendo recuperar una parte de mí que los estudios y la falta de tiempo me habían arrebatado. Llevo toda una vida intentando rescatarme a mí misma del naufragio mediante las palabras y debo decir, lamentablemente, que aún no lo he conseguido. No obstante, sé que estoy en ello, que el camino es largo y lleno de olas y tormentas que me harán temblar, pero que al final conseguiré llegar a tierra firme y salvarme de una vez por todas.

Aquel espacio en el que durante una larga época de mi vida me acompañó en el camino de descubrirme a mí misma, me ayudó a saber lo que era capaz de ser, de sentir, de aprender, de imaginar, de soñar. Pero, sintiéndolo mucho, aquella Laura ya no está, aquella Laura que tenía el lema de “don’t worry, be happy” por bandera se quedó atrás; y con ella, aquel blog. No estoy diciendo que eso sea ni bueno ni malo; simplemente que aquella Laura del pasado no es la misma Laura del presente ni mucho menos la que será la Laura del futuro. Por esa misma razón, no podía seguir siendo yo en aquel espacio donde se encontraba otra Laura diferente, simplemente no.

Y ese es el motivo por el que estoy hoy aquí, con un nuevo proyecto que me entusiasma tanto a la vez que me asusta.

Quiero ser periodista (por eso estudio periodismo) pero no una periodista cualquiera: quiero ser una periodista cultural, narrativa, literaria… como queráis llamarlo. Quiero que verme en un futuro envuelta de libros, de música, de arte, de historia, de información interesante, que me apasione, que me deje sin habla, que me toque, que me impulse a hacer cosas inimaginables, que me ayude a sacar la mejor parte de mí. Pero, por encima de todo, quiero ser escritora. Pero no os penséis que ser escritora es aquella persona que escribe libros sino simplemente, una persona que escribe, como estoy haciendo ahora, así de fácil. Quiero escribir mis pensamientos, mis inquietudes, mis pasiones, mis vivencias… Quiero que las teclas vuelvan a bailar bajo mis dedos tal y como lo hacían hace unos años. Por eso, quiero que este espacio me permita entrelazar estas dos cosas que tanto me gustan y poder así saber quién soy realmente.

Artículos de opinión, reportajes, entrevistas, crónicas… textos literarios, reseñas, mis pensamientos, mi día a día… Todo esto es lo que quiero expresar en este blog y así, por fin, tener un rincón en el mundo que sea única y exclusivamente para esta Laura del presente, de ahora mismo. Y lo voy a hacer con toda a pasión que me salga del estómago, sino, ni siquiera lo haré.

El 18 de febrero empieza el nuevo año, empieza a existir este lugar dónde literatura y periodismo se mezclarán.